Madre hispana es acusada de matar a su hija de 3 años en un exorcismo para “liberarla de sus malos espíritus”

CALIFORNIA.- Una mujer de California que asesinó a su hija de 3 años durante un presunto exorcismo, simplemente expresó “es lo que es”, al referirse al fallecimiento de la menor.

“Podría sentarme aquí y ser negativa… estar triste por toda la situación de que ella falleció”, dice Claudia Hernández en un video publicado en YouTube, que fue informado el martes por primera vez por The Daily Beast.

“Pero es como, no tiene sentido porque es lo que es… Son muchas razones por las que Dios se la llevó… ¿Y si le hubiera pasado algo, si hubiera tenido una enfermedad?”, añadió la mujer.

 

 

“Es lo que es”, continuó diciendo. “Tengo que ser positiva acerca de la situación. Sabes, al menos ella no está sufriendo… Especialmente hoy en día, todo está tan mal, todo va cuesta abajo, sabes. Por eso estoy agradecida, porque ella no va a crecer en ese mundo, como en ese mundo en el que vivimos”, expresó Hernández.

En el clip, la acusada no dio detalles sobre la muerte de su hija.

A Claudia Hernández se le acusa de apretar el cuello de su hija Arely Naomi Proctor e intentar introducir su dedo en su garganta para inducir el vómito durante el ritual, que fue dirigido por el abuelo y pastor de la niña, René Huezo, de acuerdo con las autoridades.

La policía señaló que ni Huezo ni el hermano de Hernández, que también participó en la ceremonia, han sido acusados de ningún delito relacionado con la muerte por asfixia, que fue declarada como homicidio por la oficina del médico forense del condado de Santa Clara a principios de este mes.

Según The Mercury News, Huezo dijo que el ritual era un intento de “liberar” a la niña de 3 años de “sus malos espíritus” y describió su muerte como “la voluntad de Dios”.

La pequeña iglesia en el hogar que él dirige, Iglesia Apostoles y Profetas, también está vinculada al presunto secuestro de un bebé de 3 meses, según Associated Press.

Según una declaración jurada ante el tribunal, al ser entrevistada por un oficial del Departamento de Policía de San José después de la muerte, Hernández dijo que creía que su pequeña hija estaba “poseída” por “un demonio” porque “se despertaba y gritaba o lloraba periódicamente”.

La policía dijo que Hernández también les dijo a los oficiales que su hija “se durmió varias veces” mientras “presionaba” su garganta durante la ceremonia. Las autoridades dijeron que la niña sufrió “moretones alrededor de los ojos, la garganta, el cuello y el pecho”.

De acuerdo con la declaración jurada, fue hasta una o dos horas después de la muerte de la menor que se llamó a la policía, sin que antes de eso se tomaran “medidas de salvamento”.

Claudia Hernández fue arrestada y acusada de delito grave de agresión contra su hija.

 

FUENTE AGENDA 56

Abrir chat
Oficina 809-588-3060
Como podemos ayudarte
A %d blogueros les gusta esto: