La Corte Suprema de EE.UU. bloquea el mandato de vacunación para las grandes empresas

ESTADOS UNIDOS.- La Corte Suprema bloqueó el requisito de vacunación o pruebas dirigido a las grandes empresas que había definido la administración del presidente Joe Biden, pero permitió que un mandato de vacunación para ciertos trabajadores de la salud entrara en vigencia en todo el país.

El fallo que bloquea la regla para las grandes empresas se basó en el argumento de que el Congreso no le dio a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglos en inglés) el poder de promulgar tal mandato.

«Aunque el Congreso indiscutiblemente le ha dado a OSHA el poder de regular los peligros ocupacionales, no le ha dado a esa agencia el poder de regular la salud pública de manera más amplia. Exigir la vacunación de 84 millones de estadounidenses, seleccionados simplemente porque trabajan para empleadores con más de 100 empleados, ciertamente cae en la última categoría», dice la opinión no firmada.

Los jueces liberales Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan disintieron.

“Cuando somos sabios, sabemos no desplazar los juicios de los expertos, actuando dentro de la esfera marcada por el Congreso y bajo el control presidencial, para hacer frente a las condiciones de emergencia”, escribieron.

«Hoy en día no somos sabios. Ante una pandemia que aún continúa, este Tribunal le dice a la agencia encargada de proteger la seguridad de los trabajadores que es posible que no lo haga en todos los lugares de trabajo necesarios. A medida que las enfermedades y las muertes continúan aumentando, este Tribunal le dice a la agencia que no puede responder de la manera más efectiva posible».

La regla afectaría a unos 80 millones de personas y requiere que los empleadores con 100 o más empleados se aseguren de que sus empleados estén completamente vacunados o se sometan a pruebas periódicas y se cubran la cara en el trabajo. Hay excepciones para aquellos con objeciones religiosas.

La agencia dijo que tenía la autoridad para actuar bajo un estándar temporal de emergencia destinado a proteger a los empleados si están expuestos a un «peligro grave».

El gobierno de Biden defendió la regulación y argumentó que la nación se enfrenta a una pandemia «que está enfermando y matando a miles de trabajadores en todo el país» y que cualquier retraso en la implementación del requisito de vacunarse o someterse a pruebas periódicas «dará lugar a daños innecesarios, enfermedad, hospitalizaciones y muerte».

Durante los argumentos orales, la administración de Biden había pedido que, como mínimo, si el tribunal dice que los empleadores no pueden exigir a los empleados que se vacunen, debería dejar en vigor un requisito alternativo para el uso de mascarillas y pruebas frecuentes. La mayoría rechazó esa solicitud este jueves.

Steve Vladeck, analista de la Corte Suprema de CNN y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, dijo que el fallo sobre el mandato comercial podría tener efectos de gran alcance en casos futuros sobre el poder del gobierno.

«Estos casos no fueron referéndums sobre mandatos de vacunación, que aún pueden provenir de estados, gobiernos locales y empresas privadas, fueron referéndums sobre si este tipo de decisiones políticas de expertos son mejor tomadas por expertos de agencias responsables ante el presidente o por jueces responsable ante nadie», dijo Vladeck. «Y si la respuesta es la última, eso será cierto mucho después, y en contextos mucho más allá, de la respuesta inmediata a la pandemia de covid».

 

FUENTE AGENDA 56

Abrir chat
Oficina 809-588-3060
Como podemos ayudarte
A %d blogueros les gusta esto: