Corte UE falla a favor de Google en un caso sobre privacidad

Corte UE falla a favor de Google en un caso sobre privacidad

septiembre 24, 2019 Desactivado Por Silvio Rosario

Google ganó un importante caso en la Unión Europea el martes, cuando el máximo tribunal de la UE determinó que la gigante de internet no está obligada a extender a sus buscadores en todo el mundo el “derecho al olvido” reconocido por la Unión Europea.

“La legislación de la UE no obliga al operador de un buscador” a ampliar más allá de los estados miembros de la UE la decisión que tomó la Corte Europea de Justicia en 2014, cuando determinó que la gente tiene derecho a controlar lo que aparece cuando se busca su nombre en internet, señaló el tribunal.

Sin embargo, el administrador de un buscador debe establecer medidas para disuadir a los internautas de buscar fuera de la UE para encontrar esa información.

El caso, que enfrentaba a la tecnológica estadounidense con la agencia francesa de protección de datos, refleja la necesidad de equilibrar las preocupaciones sobre la protección y privacidad de datos personales con el derecho a la información del público. También plantea dudas sobre cómo cumplir diferentes jurisdicciones en una red sin fronteras.

La corte europea estableció en 2014 que la gente tiene derecho a controlar la información que aparece cuando se busca su nombre en internet. Esa decisión obligó a Google a eliminar los enlaces a información desactualizada o bochornosa en los resultados de búsquedas dentro del bloque de 28 naciones.

Un año más tarde, la agencia francesa de privacidad indicó a Google que eliminara esos resultados de todos sus buscadores cuando se solicitara, y no solo de sus sitios europeos como www.gooogle.fr.

En su decisión del martes, la corte determinó que esa extensión de la norma a territorios fuera de la UE no es legal. En el texto legal europeo “no parece”, señaló el tribunal, “que pretendiera imponer a un operador, como es Google, una obligación a retirar referencias que también afecte a las versiones nacionales de su buscador que no corresponden a los estados miembros”.

Los defensores de que se aplicara esa extensión alegaban que en internet resulta sencillo cambiar de la versión nacional de un sitio a otras fuera de la UE, por ejemplo pasando de google.fr a google.com, para encontrar la información que debe ser eliminada dentro de la UE.

FUENTE: DIARIO LIBRE