Ministro de Agricultura reitera que no está facultado para fijar el precio de la leche

Ministro de Agricultura reitera que no está facultado para fijar el precio de la leche

septiembre 24, 2019 Desactivado Por Silvio Rosario

El ministro de Agricultura, Osmar Benítez, reiteró este lunes que en una economía abierta como la del país, esa institución no tiene facultad para fijar el precio de la leche o de productos de producción nacional, y reafirmó que “sólo a través del diálogo franco, abierto y sincero se puede llegar a un acuerdo”.

Benítez recordó que en la última reunión, realizada entre los productores, procesadores y otros agentes de la cadena de valor del lácteo, no se llegó a una decisión definitiva, sino, que se acordó sugerir a los industriales un precio de compra de RD$26.60 el litro del alimento a nivel de finca.

A través de un comunicado, Osmar Benítez negó que desde el ministerio se ponga algún tipo de traba para que los ganaderos logren un aumento en el precio de la leche, como, según él, afirmara recientemente el presidente de Aproleche, Erick Rivero, e insistió en que para tomar una decisión de esa naturaleza se debe tener en cuenta el precio al que llegaría el producto al consumidor final.

TE PUEDE INTERESAR
Ganaderos exigen aplicación de acuerdo para el aumento del precio de la leche en finca
Enfatizó en que en un sistema democrático, como el que se vive en República Dominicana, con una economía dominada por el libre juego de la oferta y la demanda, el Gobierno no debe ni puede imponer precio a ningún subsector productivo.

“El Gobierno no puede imponer precios a los industriales ni a ningún otro sector de la cadena lechera”, dijo Benítez, tras asegurar que siempre ha estado y está dispuesto a buscar una salida consensuada que beneficie a los productores, consumidores y comercializadores.

Expresó que el mayor beneficio que reciben los ganaderos de leche desde el Gobierno es la alta inversión que se realiza para mejorar las condiciones de los hatos, principalmente en la construcción de salas de ordeño, centros de acopio, mejoramiento genético y de alimentación, todos orientados a aumentar la calidad del producto y lograr mejores precios de venta en finca.

Estas medidas venían siendo demandadas por los ganaderos a fin de mejorar la rentabilidad y ser más competitivos; a las que se añaden la creación de pozos y rehabilitación de lagunas, entrega de heno, entrega de herramientas para el manejo adecuado de la leche como coladores, bidones, instalación de paneles solares en los centros de acopio, entre otras, agregó.

FUENTE: DIARIO LIBRE