Tiger mantiene corta distancia de cinco líderes del Masters

AUGUSTA, GEORGIA, EE.UU. Tiger Woods hizo ver la situación más competida en la historia del Masters incluso más cerrada al hacer que el Augusta National resonara más fuerte que nunca.

Incluso en un viernes, en la lluvia.

Los mejores golfistas labraron su camino hacia lo más alto del tablero en un Masters con múltiples posibilidades. El empate de cinco jugadores por el liderato luego de 36 hoyos en Augusta reunió a Francesco Molinari, Jason Day, Brooks Koepka, Adam Scott y Louis Oosthuizen.

Todos ellos son campeones de Majors. Tres han sido número uno del mundo.

Igual de amenazante fue Woods, quien enmendó dos oportunidades de birdie dentro de 2,4 metros (ocho pies) en los últimos nueve hoyos con golpes consecutivos para birdie desde 9,1 metros (30 pies) que le dieron tarjeta de 68 tiros, cuatro bajo par, y lo dejaron un golpe detrás.

Woods estaba empatado con Dustin Johnson, otro campeón de un Major y número uno del mundo, junto con Xander Schauffele y el debutante en el Masters Justin Harding de Sudáfrica.

Si eso no es suficiente, Phil Mickelson y Justin Thomas estaban bien metidos en la pelea.

“Esto está realmente repleto”, dijo Scott. “Creo que va a ser un fin de semana increíble, sin importar qué pase ahora”.

Woods ha pasado 14 años desde que ganó el saco verde, 11 años desde su último major y tuvo cinco cirugías, cuatro en su espalda y la otra para reconstruir su rodilla izquierda.

Pero siente que se está acercando.

“Los últimos tres majors, he estado justo allí”, dijo Woods.

El domingo tuvo brevemente el liderato en el Abierto Británico. Persiguió a Koepka hasta el final en el PGA Championship. Y ahora se dirige al fin de semana un tiro detrás, lo más cerca que ha estado de un liderato para llegar al fin de semana en un major desde el Abierto Británico en Muirfield, en 2013.

Pero no persigue a un rival cualquiera.

Molinari, el campeón del Abierto Británico que ha mostrado pertenecer a la élite del golf, tuvo una actuación de 67 golpes y fue el primero en alcanzar un siete bajo par para 137. Day estuvo justo detrás, afrontando dolor persistente en su espalda baja con un 67 para igualar al italiano.

Koepka, campeón del U.S. Open y del PGA, comenzó con un birdie para tomar rápidamente el liderato, sólo para mandar golpes a las pajas de pino, a un árbol y dentro el arroyo para cometer doble bogey en el segundo hoyo, par cinco. Tuvo dos bogeys más antes de alcanzar el séptimo hoyo, y luego remontó para rescatar un 71.

“Uno va a ser puesto a prueba en un campeonato major de una manera u otra”, dijo Koepka. “Hice un mal tiro; sólo tengo que asimilarlo y seguir adelante. Uno tiene muchos hoyos por delante, y puede recuperar algo de terreno. Afortunadamente, no fue en el hoyo 18 donde se necesita un par o algo así para ganar. Simplemente debo seguir luchando y ver dónde me colocó mañana por la tarde”.

Scott fue el único jugador en alcanzar el ocho bajo par con dos golpes con un hierro dos para un eagle de 1,5 metros (cinco pies) en el hoyo 15, sólo para fallar un golpe de menos de un metro (tres pies) para par en el 16. Eso sumó para un 68 del australiano que ganó el Masters hace seis años y ha pasado tres años desde su última victoria.

FUENTE: DIARIO LIBRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.