Nacionales

Santo Domingo, 20 ene.- Las autoridades dominicanas habrían deportado a 6 menores de origen haitiano de entre 4 y 14 años, que fueron detenidos cuando se dirigían a un colegio en la comunidad Rancho Viejo de Sabaneta, en La Vega. La denuncia fue hecha por pastor Odima Souffrant, que dirige el centro de aprendizaje de la congregación religiosa Iglesia Pentecostal Faro de Luz, a la que pertenecen cuatro de los menores. Se dijo que otros dos de los deportados cursaban estudios en la Escuela Buenas Noticias de Jesucristo, en Sabaneta. LOS HECHOS Soufront dijo a la agencia española de prensa Efe, el pasado martes un autobús de migración fue interceptando a los menores, vestidos con uniforme escolar, en distintos puntos de la comunidad. «Me acerqué para hablar con el coronel» responsable del transporte, «pero no quería entenderme. Había muchos dominicanos gritando por el abuso de llevarse a los niños en la guagua (autobús)», a la que los subieron «por la fuerza», resultando herido en un dedo uno de los menores al quedar atrapado por la puerta del vehículo, expresó. Señaló que él hizo un segundo intento por recuperar a los niños , quienes al verlo discutiendo con el Coronel, comenzaron a llorar y a gritar: «Pastor, pastor, sàcame de la guagua», pero no tuvo éxito en su empeño, pues los militares le advirtieron que si se volvía a acercar al autobús iba a tener problemas. Ese día condujeron a los menores a Dajabòn y de ahí a localidad haitiana de Ouanaminthe. EN JUANA MENDEZ CONFIRMAN RETORNO FORZOSO El responsable del Instituto de Bienestar Social e Investigaciones (Ibesr) en la localidad haitiana de Ouanaminthe, Ocean Rémy, también confirmó el retorno forzoso de los menores, de 14, 12, 11, 7, 5 y 4 años de edad. «Los arrestaron y los deportaron a Haití. Normalmente no se les permite hacer esto. Un niño no debe ser separado de sus padres. El Estado les da derecho a toda la protección necesaria», afirmó. Aunque «no es frecuente que se deporte a estudiantes de uniforme», señaló el responsable, cuando ocurre «el Estado dominicano se niega a admitir que deporta niños». REALIZAN CAMPAÑA Las autoridades migratorias dominicanas desarrollan desde hace meses una campaña de detención y expulsión del país de migrantes haitianos en situación irregular, incluyendo a mujeres embarazadas, interceptadas en hospitales del país cuando acuden a hacerse una revisión médica. La ONU hizo en noviembre un llamamiento a República Dominicana para que suspenda las acciones que atenten contra los derechos humanos de la población haitiana.

Abrir chat
Oficina 809-588-3060
Como podemos ayudarte